jueves, 28 de mayo de 2015

Lo que Debes Saber Sobre la Dieta para Reducir el Colesterol

Lo que comes diariamente juega un papel muy importante cuando se trata de disminuir el colesterol y proteger la salud de tu corazón.

El tener el colesterol alto puede ser el resultado de una dieta rica en grasas saturadas, colesterol y grasas trans, el estar en sobrepeso y/o el tener la predisposición genética. Si te diagnosticaron colesterol alto, la salud de tu corazón está en riesgo porque se pueden tapar tus arterias. Probablemente tu médico te recomendó hacer ejercicio y cambiar tu dieta para bajar el colesterol antes de recetarte un medicamento.

Una buena idea para bajar el colesterol es disminuir la cantidad de grasas saturadas y trans que consumes. Las grasas saturadas se encuentran en las carnes rojas, entre otros alimentos; y las grasas trans se usan para hacer galletas dulces y saladas, pasteles o tortas. Este tipo de grasas son particularmente perjudiciales porque elevan el llamado “colesterol malo” (LDL) y disminuyen el llamado “colesterol bueno” (HDL). Otra buena idea es incorporar a tu dieta los alimentos que aparecen a continuación, pues con seguridad, te ayudarán a bajar el colesterol:



Aceite de oliva: contiene una dosis elevada de antioxidantes que bajan el colesterol malo y dejan intacto el bueno. La FDA (o sea, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU) recomienda usar 23 gramos de aceite de oliva al día para beneficiar al corazón. Una manera fácil de incorporarlos a tu dieta es agregándoselo a ensaladas o para cocinar. A la hora de comprar, selecciona siempre el “extra virgen” que es el menos procesado y conserva las cualidades antioxidantes que sirven para bajar el nivel de colesterol.

Pescado y ácidos omega 3: varias investigaciones han demostrado los beneficios de la grasa de los pescados que contienen ácidos omega 3 en abundancia. Esta es buena para el corazón y para reducir el colesterol. El salmón, el atún, las sardinas tienen un alto contenido de este ácido. Te recomiendo que comas por lo menos dos porciones de pescado a la semana.

Avena: este delicioso alimento contiene fibra soluble, conocida por disminuir la absorción de colesterol en el intestino. Puedes desayunar avena y a lo largo del día, encontrar esa fibra soluble en otros alimentos como los fríjoles pintos, las manzanas, la cebada y las ciruelas.

Nueces y almendras: famosas por ser fuente de grasas buenas, estos alimentos también ayudan a mantener un corazón sano, pues bajan los niveles de colesterol malo en la sangre. Además, mantienen la elasticidad de los vasos sanguíneos. Una nota de precaución: las nueces y almendras contienen muchas calorías, así que lo ideal es consumir dos onzas, o sea, el equivalente a tu puño.


La Asociación Americana del Corazón recomienda no excederse en el consumo de ninguno de estos alimentos, pues comer de más siempre implica ganar peso. Y ganar peso, significa poner en peligro la salud del corazón.

sábado, 11 de abril de 2015

Las Dietas Naturales más Populares Hoy

Los consejos, sugerencias y guías para alimentarnos mejor están por todas partes y aunque es común que los más populares sean para bajar de peso, muchas de estas dietas también buscan construir hábitos más sanos para mejorar la calidad de vida de quienes las siguen y así, mejorar su salud.

Y aunque hay muchos tipos de dietas, en esta ocasión nos enfocaremos en las más naturistas, que además están muy de moda, como el vegetarianismo, veganismo u otras, como la que llaman crudismo (que se refiere a quienes comen todos o casi todos sus alimentos crudos).

Las corrientes orgánicas también se parecen a este tipo de regímenes porque en general todas buscan una alimentación más natural, evitando alimentos procesados o químicos.

Vegetarianismo 

Un vegetariano es quien, generalmente, no consume productos animales, incluidos pescados y mariscos, aunque muchas veces siguen consumiendo derivados de animales como huevos, lácteos o miel de abeja.

Según el Instituto Nacional de Medicina en Estados Unidos (INH, por sus siglas en inglés) , cuando una dieta vegetariana es muy variada y balanceada, todos los nutrientes que necesita un ser humano están cubiertos, incluidas las proteínas que normalmente encontramos en las carnes.

Los vegetarianos pueden dividirse en: 

Lacto vegetarianos: comen lácteos
Ovo vegetarianos: comen huevos
Lacto ovo vegetarianos: comen huevos y lácteos
Veganos o vegetarianos estrictos: sólo consumen productos vegetales
Las personas que tienden a llevar una dieta vegetariana o vegana suelen tener ideologías más responsables con respecto al medio ambiente y más compasivas con los animales. Sin embargo, hay beneficios tangibles que se reflejan en la salud cuando se siguen dietas de este tipo, como tener menor peso corporal, mejores niveles de colesterol, una vida más larga, menos casos de hipertensión y diabetes tipo 2 y menor riesgo de desarrollar cáncer.

Por otra parte, según el Journal of Agricultural Food Chemistry, unos científicos italianos y japoneses reportaron que los veganos y los vegetarianos absorben con más dificultad la vitamina B12 en comparación con quienes sí comen carne.

Pero la Asociación Dietética Americana (American Dietetic Association o ADA), dice que un régimen vegetariano o vegano bien planeado, balanceado y variado en nutrientes es totalmente saludable en varias etapas de la vida, incluidas la infancia o el embarazo. Según varios estudios, las proteínas, el zinc, el calcio, el hierro e incluso vitaminas como la D y B-12 sí se pueden obtener de alimentos no animales pero la alimentación debe ser muy variada.


Veganismo

La diferencia con los vegetarianos, es que los veganos no consumen nada de origen animal, de hecho, ni siquiera usan prendas de vestir, cosméticos o productos de limpieza que los contengan. Al igual que en el vegetarianismo, los granos (de preferencia integrales) como arroz, trigo y cereales, así como las leguminosas, son una gran fuente de nutrientes.

Según un estudio que vincula la nutrición con la neurociencia publicado en el portal del Centro Nacional de Información de Biotecnología, los veganos reportan menores niveles de estrés y ansiedad que los omnívoros (los que comen todo) y entre más apegada sea la dieta a productos vegetales y se reduzca el consumo de azúcar y cualquier alimento animal, el ánimo de la gente se beneficia.

Crudismo

Los crudistas también buscan alimentarse lo más naturalmente posible e intentan comer casi todo crudo, no procesado y de preferencia orgánico. Tres cuartas partes de sus alimentos deben ser crudos pero también hay quienes comen carne, huevo o lácteos sin cocinar, es decir, no siempre son vegetarianos o veganos.

Según esta corriente, consumir alimentos sin cocinar ayuda a bajar de peso, fortalece el cuerpo y lo ayuda a prevenir y a luchar contra varias enfermedades. Deja intactas las enzimas, vitaminas y minerales que contienen los alimentos y que suelen perderse al cocinarse. En esta corriente piensan que se evita que se obstruyan las arterias y el aparato digestivo con grasas, carbohidratos y proteínas que no se digieren totalmente cuando su temperatura aumenta a más de 47 grados centígrados.

Y aunque ellos aseguran que la digestión mejorará, la piel será más sana y le gente se sentirá con más energía, no es una dieta fácil de seguir pues se necesita mucha preparación, organización y motivación.

Un reporte publicado en Food Technology en 2012, informó que las dietas basadas en vegetales reducen significativa o completamente la propensión genética a desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, cáncer o enfermedades cardiovasculares.


Mediterránea 

La dieta mediterránea es muy balanceada porque incluye muchos vegetales, fruta, semillas, cereales, una cantidad moderada de huevo y pescado, poca carne roja y mucho aceite de oliva como fuente principal de grasas.

Se originó en los países del Sur de Europa que limitan con el Mar Mediterráneo y desde los 90 es muy conocida en el mundo occidental. Es muy variada, baja en grasas saturadas (grasas trans o hidrogenadas), alta en grasas monoinsaturadas y también es muy rica en fibra y leguminosas.

Quienes llevan una dieta mediterránea, a diferencia del régimen común que se observa en Estados Unidos (alta en carnes, embutidos y grasas saturadas), tienden a tener menos problemas de hipertensión, obesidad y/o cáncer.

Pero las dos cualidades principales de esta dieta son la reducción de las enfermedades coronarias y la disminución de los casos de diabetes tipo 2 que se pueden relacionar al elevado consumo de aceite de oliva y al consumo de vino tinto en moderación, debido a su alto contenido en antioxidantes llamados flavonoides.

Según un estudio en 1.5 millones de adultos se demostró que la dieta mediterránea baja el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y cáncer e inclusive Parkinson y Alzheimer. Además este régimen puede aplicarse a toda la familia: no sólo por los ingredientes que utiliza, sino por la importancia que le da a la convivencia familiar a la hora de la comida además de que reconoce la importancia de la actividad física.

En el ámbito de los regímenes alimenticios, estos son los más cercanos al lo natural, buscan el balance en los ingredientes de los alimentos y dan mucha importancia a su calidad. Entre más cercano a lo que la naturaleza nos dio, más cerca estamos también de alcanzar una salud más plena.

Para mas Consejos sobre Alimentación Saludable...Click Aqui.

jueves, 19 de marzo de 2015

Que Relacion Tienen el Metabolismo y el Peso

¿Es posible acelerarlo?

Si te cuesta mucho perder peso, probablemente hayas escuchado que el culpable puede ser tu metabolismo. Sin embargo, muchas personas no saben bien qué es el metabolismo y si realmente juega un papel importante a la hora de adelgazar. Aquí te contamos de qué se trata el metabolismo, si es verdad que influye en tu peso y cómo puedes quemar más calorías.
La palabra “metabolismo” está siempre ligada al peso. Muchos lo culpan de ser el que impide que bajes las libras que te sobran o de ganar las que te faltan. Si el metabolismo es lento, engordas, si es rápido, adelgazas. Eso es lo que se dice. Sin embargo, y aunque el metabolismo sí tiene que ver con la manera en que tu cuerpo procesa los alimentos para convertirlos en energía, no es necesariamente el culpable de tu sobrepeso. Finalmente, el sobrepeso es el resultado de una la ecuación simple: si consumes más calorías de las que quemas, engordas. Si sucede lo contrario, adelgazas.
El metabolismo es un proceso mediante el cual tu cuerpo convierte en energía lo que comes. Es un proceso complejo que combina todos tus alimentos y bebidas con el oxígeno para que tu cuerpo pueda moverse y cumplir las funciones “silenciosas” cuando estás en reposo, como respirar, ajustar el nivel de las hormonas, regular la digestión y hacer que tu sangre circule.  En resumidas cuentas, el metabolismo determina la velocidad a la cual quemas calorías y a esto se le conoce como tasa metabólica basal o metabolismo basal.
Pero ¿cuáles son los factores que influyen sobre la velocidad a la cual quemas calorías?
·         Tu estatura y contextura: la gente alta y con más masa muscular quema más calorías.
·         Sexo: los hombres queman más calorías que las mujeres, pues tienen menos grasa corporal y más músculo. Mientras más músculo tengas, más calorías quemas.
·         Edad: a medida que pasan los años la masa muscular tiende a ser reemplazada por grasa, lo cual causa que quemes menos calorías.
·         Termogénesis o procesamiento de los alimentos: cerca del 10% de las calorías que se gastan cada día se van en digerir, absorber, transportar y almacenar la comida que consumes cada día.
·         Actividad física: cualquier movimiento que hagas, desde boxear, andar en bicicleta, caminar a la tienda, perseguir a tu hijo, salir a pasear el perro, cuenta en las calorías que quemas diariamente.
¿Qué tan cierto es que el metabolismo tiene la culpa de tu sobrepeso?
En realidad, no mucho. El metabolismo es un proceso natural en el cual tu cuerpo hace lo mejor para satisfacer sus necesidades particulares. Es por esto, que muchas personas que hacen dietas fuertes o incluso, quienes sufren de trastornos (desórdenes) de la alimentación como bulimia y anorexia, tienen cambios en el funcionamiento de su cuerpo. Es común que las mujeres dejen de tener su período menstrual, ya que el cuerpo “tratará de sobrevivir” y eliminará ciertos procesos para poder mantenerte vivo. En algunos casos, es posible ganar peso debido a un problema con la glándula suprarrenal llamado Síndrome de Cushing o hipotiroidismo que interfiere en la regulación del metabolismo.
En lugar de culpar al metabolismo, es bueno que estés consciente de que el aumento de peso es el más el resultado de comer más calorías de las que quemas. Por eso, para perder peso, debes comer menos calorías y aumentar tu actividad física.
¿Hay algo que puedas hacer para darle “una mano” a tu metabolismo?
Sí. A pesar de que algunos de los factores que afectan el ritmo de tu metabolismo no se pueden cambiar, hay otros que pueden modificarse.  La mejor forma de hacerlo es mediante el ejercicio. Si haces ejercicio aeróbico, quemas calorías y si haces entrenamiento con pesas, vas a aumentar tu masa muscular que a la larga, va a acelerar tu metabolismo. Recuerda que si tienes más músculos que grasa, incluso cuando estás en reposo, tu cuerpo va a gastar más calorías.
Otra manera de ayudar a tu metabolismo para que aumente su velocidad, es comer pequeñas porciones de comida más frecuentemente. Esto ayuda a que tu metabolismo se mantenga activo y queme más calorías. Pero ¡no te aproveches! Debes saber elegir tus botanas o tentenpiés. Elige botanas ricas en proteínas y bajas en calorías. Un pedazo de pavo bajo en grasa siempre será mejor que una porción de papas fritas.
Recuerda que perder peso es cuestión de comer inteligentemente y ejercitarte diariamente. No es complicado. ¡Puedes empezar hoy! Hazlo poco a poco y verás los resultados.

Mira el video Gratis para Bajar de Peso...Click Aqui.

martes, 10 de marzo de 2015

Consecuencias de una Mala Alimentacion

Todos sabemos que uno de los males de la vida moderna es la mala alimentación. Los
hábitos alimenticios se han vuelto irregulares, con una mayor tendencia a comer mal, abusar de las comidas chatarras, dejar de lado alimentos saludables como frutas y verduras, y todo ello acompañado de una vida sedentaria. Por ello, debemos tener en cuenta cuáles son las consecuencias de una mala alimentación.

Todos necesitamos consumir determi­nados tipos de ali­mentos y nutrientes que contribuyen a nuestra salud física y mental. El desbalance nutricional, por exceso o falta de nutrientes, afecta nuestro cuerpo de dife­rentes maneras generando, trastornos de salud que pue­den llegar a ser graves. En­tender  esto es fundamental antes de sufrir los riesgos de una mala alimentación así como los efectos inmediatos en la salud.

MALA ALIMENTACIÓN Y OBESIDAD

El aumento de peso es una de las consecuencias de una mala alimentación más visibles. Sin
embargo, su gravedad no pasa por una mera cuestión estética, ya que la obesidad trae varios problemas: aumento del colesterol, una mayor presión sanguínea, acumulación de grasas en las arterias y la aparicion de problemas cardiovas­culares, así como el aumento de las probabilidades de que nos veamos afectados por la diabetes.


NUNTRICIÓN Y SISTEMA INMUNOLÓGICO 

Una carencia de sustancias nutritivas fundamentales para el cuerpo puede generar pro­blemas físicos y enfermedades. Tal es el caso de lo que acontece con una alimentación deficiente de hie­rro, lo que provoca anemia. Pero el desbalance químico y mineral también puede lle­var a problemas de fatiga cró­nica, dolores musculares y calambres, entre otras conse­cuencias.

PROBLEMAS DE SUEÑO Y CARÁCTER 

El buen descanso está basado en algunos pilares básicos.
Y uno de ellos es la alimentación. Como consecuencia de una mala alimentación, puedes
experimentar problemas de insomnio o sueño poco profundo como consecuencia de indigestio­nes y comidas excesivas a la noche. Como todo está liga­do, la falta de sueño en con­junción con deficiencia de nu­trientes determinan modifica­ciones en el comportamiento y el carácter de las personas. así como problemas de depre­sión. El cóctel es mortal: mala alimentación, mal descanso, fatiga y cambios en el carác­ter suelen derivar en proble­mas graves de salud.

PROBLEMAS DE CONCEPCIÓN Y EMBARAZO

Hay estudios que demuestran que las mujeres con obesidad tienen más dificultades para
quedar embarazadas, sin contar con el riesgo que  implica para el desarrollo del
feto. Previo al embarazo, o durante el mismo, una mala alimentación tiene sus con­secuencias negativas.


Estas son sólo algunas de las consecuencias de una mala alimentación. Somos lo que comemos, hemos escuchado por allí. Tomar consciencia de la importancia de una alimen­tación saludable es funda­mental para mejorar nuestra calidad de vida.






lunes, 2 de marzo de 2015

Las Dietas Necesitan Compromiso y Constancia

¿Ha perdido peso en el pasado sólo para recuperar un poco después? ¿Usted ha seguido todas las dietas incluyendo Atkins, South Beach, la dieta del hombre de copas, la dieta de mantequilla de maní, o incluso la dieta del chocolate?  
Todas estas dietas funcionan, y ninguno de ellos trabajan, lo que significa que puede y probablemente pierdan peso con cualquiera de ellas, pero no logra mantenerse. ¿Por qué no? Porque llegará el día que cuando la dieta ha finalizado y ya está de regreso a su rutina regular, la misma rutina tiene grasa en el primer lugar.

En las dietas del pasado llevaban a una advertencia de no permanecer en ellas más tiempo que el plazo señalado, por lo general dos semanas, algunos tan sólo tres días.

Las dietas populares de hoy en día están tratando de marcarse a sí mismas como estilo de vida, pero esto no está funcionando bien. La gente quiere ser capaz de comer un bocadillo de vez en cuando. Quieren una hamburguesa y pan! Busca un balance, elige los alimentos que desees, y tendrás una mejor oportunidad de éxito a largo plazo para la pérdida de peso.

Pequeños Cambios: Gran Respuesta a la Pérdida de Peso 

Comienza hoy, y haz trabajo un día a la vez, haciendo uno o dos pequeños cambios, como cambiar a los refrescos tradicionales por lo que no tengan calorías. Los cambios no tienen que ser drásticos.
De hecho, tratando de hacer cambios drásticos en su estilo de vida nunca funcionaran porque si bien es posible ser feliz en un principio, poco a poco ira creciendo ese sentimiento miserable, hacia el final. De hecho, ese es el problema allí mismo: a anticipar su fin.

Pérdida de Peso.

Hable con la gente que ha perdido peso y se mantuvo lejos de recuperarlo. Ellos dirán: "Este es un estilo de vida." Se trata de decisiones que debe tomar todos los días. Si usted elige tomar una ración extra, a pesar de que está confortablemente lleno, es porque todavía no se ha comprometido lo suficiente con el cambio de conducta y se encuentra en una encrucijada. ¿Debe tomar la bolsa de papas fritas en el sofá?

Un cambio que, de hecho es bien importante es sólo dejar de comer en el sofá por completo y estára un paso más cerca de su objetivo. Eliminar el hábito de la apropiación de unos pocos bocados, más allá de los platos de dulces, es una manera de comenzar a perder esos kilos extras.


Una vez perdido ocho kilos, simplemente eliminando el plato dulce (por no mencionar el dinero que ahorras evitando la compra de un par de dulces a la semana) tomara conciencia de su importancia.
Elija un hábito o comportamiento pequeño a la vez, no todos juntos y completamente, y usted tendrá una mejor oportunidad para alcanzar sus objetivos de pérdida de peso.

sábado, 21 de febrero de 2015

Los Verdaderos Poderes de la Cebolla


Además de provocar llanto, olor fuerte y un sa­bor no siempre bienvenido, son estos compuestos la base de un alimento altamente nutritivo, que tiene muchos usos benefi­ciosos para la salud.

LA CEBOLLA CONTRA EL COLESTEROL MALO

Los componentes químicos y minerales de la cebolla son excelentes rivales del coles­terol malo. No sólo lo comba­ten cuando ya está presente en el organismo, sino que también ayudan a anular la acción de otros elementos ricos en co­lesterol, cuando se ingieren al mismo tiempo.

LA CEBOLLA PARA LA DIGESTIÓN

El aparato digestivo es otro de los grandes beneficiados con le cebolla. Comerla cruda aumen­ta la secreción de jugos gástri­cos, contribuyendo a una mejor digestión de los alimentos. Además, combinada con frutas áci­das neutraliza los efectos noci­vos M ácido único.

LA CEBOLLA COMO DESINTOXICANTE

Otra de sus ventajas es la fa­cultad de desintoxicar el or­ganismo. Las personas quE consumen una dieta con alto índices de toxinas encuentran en la cebolla un excelente de. purador; y su capacidad dE ayudar al cuerpo a elimina¡ microorganismos parasitarios que originan infecciones fintes tinales la convierten en un ex celente desinfectante.
Si bien cruda es más efectiv¿ como antiséptico, el caldo dE cebolla, ajo, jengibre y manzanas es considerado uno de los mejores desintoxicantes naturales. Su virtud es la de ayudara que el hígado se des­haga de los desechos acumu­lados.

LA CEBOLLA EN EL SISTEMA NERVIOSO

 El sistema nervioso también obtiene sus beneficios. Gra­cias a su aceite volátil, que favorece la oxigenación de la sangre, la ingestión de cebo­lla junto con lechuga tiene una fuerte acción sedante. Ade­más, si se consume cruda, por ejemplo en ensalada, es ideal para combatir estados de atur­dimiento o embotamiento ce­rebral, ya que activa la circu­lación sanguínea.

MINERALES Y VITAMINAS DE LA CEBOLLA

 La presencia de grandes con­centraciones de vitaminas A, B y C la hacen importantísima en la nutrición. La vitamina Aes esencial para el crecimiento y el desarrollo del tejido epitelial, la vitamina B trabaja sobre el sistema nervioso y la vitamina C es conoci­da por sus efectos contra las infecciones. 
Ade­más, la vitamina PP ayuda a la oxigenación y es un excelente dilatador que aumenta la ener­gía del organismo, y la vitamina E es un buen antioxidante y tonificante.

La vitamina C convierte a la cebolla en un po­tente aliado contra resfrios y otras afecciones de las vías respiratorias. Puede ser ingerida tanto para enfermedades virósicas como de origen asmático.

En la composición química de la cebolla se encuentran sales fundamentales para el orga­nismo. Además de azufre, boro, bromo, cloro, cobre, manganeso y silicio, contiene otros minerales de suma importancia. 

El calcio, uno de los responsables de sus sorprendentes re­sultados en los huesos, interviene también en la salud de los dientes y en el proceso de coa­gulación de la sangre. El fósforo lo acompaña en el efecto sobre los huesos.


El hierro, fundamental para el transporte de oxígeno y en la composición de la hemoglobi­na, está presente en la cebolla evitando la anemia, con la ayuda del cobalto.

viernes, 20 de febrero de 2015

Bajar de peso con alpiste muy efectivo



A mucha gente aún le causa gracia el escuchar que se consume el alpiste entre los humanos. 

Dicho«alimento para pájaros» suele ser terriblemente subestimado, pero sus propiedades son realmente notables y sus usos muy variados para mejorar la salud general. 

Aquellas personas diabéticas tambien pueden incorporarlo a su dieta habitual para sentir me­joras.
Es que las propiedades del al­piste para la diabetes son real­mente notables en muchos sentidos. Por empezar, tiene un porcentaje de ácidos grasos del tipo Omega 3 muy im­portante; y esto es bueno para la salud circulatoria en mu­chos sentidos, algo notorio para los pacientes diabéticos. Además, se dice que el alpis­te tiene importantes funciones metabólicas, además de ayudar a perder peso (otro bene­ficio muy importante para los diabéticos). Entre ellas, la de reducir los niveles de azúcar en sangre y colaborar con los controles glucémicos.

Las semillas de alpiste per­miten bajar el colesterol, gracias a principios activos muy especiales que contienen. Estas a partir de su consumo diario logran regularizar la concentración plasmatica no solo del colesterol sino tambien a los triglicéridos, lo cual es beneficioso para mantener  sano el sistema cardiaco vascular.

El alpiste posee un complejo enzimático único. Dentro de las enzimas existentes se puede mencionar a la pasa, la cual actúa degradando los depósi­tos grasos del cuerpo.
Luego esta grasa liberada es transportada a nivel celular para su combustión para ob­tener energía.
Los ácidos omega 3 y 9 que posee, aumentan la síntesis de colesterol bueno o HDL a ni­vel hepático, lo cual conlleva a un aumento plasmático de colesterol HDL y una reduc­ción de colesterol malo o LDL. Evita la formación de atero­mas a nivel de las paredes arteriales.

Reduce la oxidación de las grasas para la formación de colesterol malo o triglicéridos. Además su alto contenido en fibra, reduce la metabolización de grasas consumidas a tra­vés de la comida.
A partir de estos mecanismos, el alpiste puede ayudar a ba­jar y mantener el colesterol dentro de los valores norma­les. De esta forma se puede prevenir complicaciones cardiovasculares.

CONTENIDO NUTRICIONAL DEL ALPISTE

Alpiste es una fuente conoci­da de Omega 3 ácidos grasos esenciales incluyendo Lignan, mucílago, vitamina B, vitami­na E, betacaroteno, calcio, po­tasio, magnesio, manganeso y zinc. Todas estas vitaminas y minerales ayudan a mante­nerlo funcionando bien tanto física como mentalmente.

Alpiste también le proporcio­na una gran cantidad de tiami­na conocida como la vitamina Bl. Si no obtienen suficiente de la misma manera que ser extremadamente cansado, irri­table, estreñimiento, y de su hígado pueden ser ampliadas. El alpiste también contiene vi­tamina B6 que es importante para las mujeres, ya que los saldos de las hormonas, for­talece el sistema inmunológi­co, ayuda a las células nue­vas para crecer, y aumenta su tasa de metabolismo. 

No ob­tener suficiente vitamina B6 en los resultados de la sensación de cansancio, irritabilidad, insonmio, acne, asma, alergias la osteoporosis y la artritis.La vitamina B6 es esencial para ayudar en la formación de los neurotransmisores en el ce­rebro. Si la neurotransmiso­res no se desarrollan correc­tamente, porque hay una falta de vitamina B6 entonces la depresión puede resultar.

Una buena fuente de magne­sio, fósforo, cobre y manga­neso se encuentra en el acei­te de alpiste. Estos elemen­tos ayudan con la construc­ción de huesos y dientes fuer­tes, así como la mejora de su metabolismo.